60 aniversario (59′ edición) – re_conec+a

 

Fecha: 20 – 23 octubre

Déjanos tu correo y te contactamos.

 

Diseño de espacios que conectan con el alma Biofilia

Diseños que conectan con el alma

La mimetización con la naturaleza en el diseño de interiores: la biofilia

Somos seres sintientes y, por lo tanto, tenemos consciencia y capacidad de sentir emociones. La alegría, la tristeza, la rabia o el miedo afloran en nuestra vida y hay lugares en los que te puedes sentir más acogido para transitar estas emociones, quizás en el banco de un parque, en la butaca del cine, en tu oficina, quizás en casa, quizás en uno de los espacios de tu lugar de trabajo.

Como sociedad, como seres humanos, estamos viviendo uno de los momentos de mayor incertidumbre de esta era, lo que nos ha ayudado a ser más conscientes de la importancia del lugar que habitamos.

“La gente se ha dado cuenta de los déficits que tenía su hogar y, por ello, ha habido un remonte de obras, de reformas, sobre todo en viviendas. Entonces, es muy importante a la hora de vivir en tu espacio, que tú cuentes con un profesional que te ayude a hacer ese espacio más confortable con tu forma de vivir. No todas las personas vivimos de la misma forma ni todos los negocios tienen las mismas necesidades”, nos explica Rosa Sánchez, decana del Colegio Oficial de Diseñadores de Interior y Decoradores de la Región de Murcia (CODID-RM).

Ese auge de amueblamiento y de reacondicionamiento de nuestros hogares, esa búsqueda de nuevos rincones con alma durante el último año, ha ayudado, sin duda, al crecimiento de las exportaciones del sector del mueble, la madera y afines, que alcanzaron los 80,3 millones en 2020, así como a generar más de 7.700 empleos directos, algo más del 11% del empleo industrial regional, según datos ofrecidos por el Gobierno de la Región de Murcia.

Rosa Sánchez, consciente de la importancia que tiene la mirada sobre los espacios, enfoca cada día su energía en el mundo del hábitat. Y aunque estudió Filología Hispánica, su pasión por el diseño le llevó a estudiar la titulación en diseño de interiores y decoración, un mundo en el que habita desde hace más de 30 años. Ella conoce bien las necesidades y alternativas para crear espacios con alma, que comuniquen y transmitan emociones.

“Lo que me enamora de este mundo es que somos profesionales que lo damos todo al cliente. La persona profesional del diseño de interiores va al último detalle en oficinas, comercios y hogares, para que el cliente se sienta a gusto en su espacio, y que ese espacio habitable sea confortable y cumpla sus expectativas”, nos cuenta la decana del CODID-RM.

Biofilia en el diseño: mimetismo con la naturaleza.

“Hay mucha gente que ha comprado casas en pueblecitos y se han ido a vivir a ellos, sobre todo mucha gente con hijos pequeños, porque ha sido un horror tener que encerrarse en un piso”, explica la decana del CODID-RM. Es una realidad el hecho de necesitar espacios al aire libre e introducir en nuestros hábitats lo que nos ofrece la naturaleza. Por ejemplo, existe una manera de aplicar el interiorismo, desde la observación y la mimetización con la naturaleza, una alternativa de diseños de espacio, hablamos de la biofilia.

Según un estudio de Terrapin Bright Green de 2012, titulado: ‘La economía de la biofilia’, se ha demostrado que observar fenómenos naturales como una montaña, las olas del mar o animales puede mejorar nuestra creatividad y estados anímicos. Además, puede ser útil para las empresas porque reduce los síntomas del llamado edificio enfermo y se generan menos bajas médicas entre las personas que trabajan allí. Y ¿qué quiere decir esto en términos de negocio? Personas más comprometidas, motivadas y más eficientes, lo que genera más beneficios en todos los sentidos.

“La biofilia está triunfando porque el cliente demanda dentro de su hábitat espacios que le recuerden a la naturaleza, se están haciendo muchísimos diseños dentro de las viviendas, una zona de jardín vertical, incluso un huerto vertical. El mundo está apostando por una alimentación más sana y la gente intenta volver a productos incluso cultivados por uno mismo”, explica Rosa Sánchez.

“Es una tendencia que se va a quedar en la sociedad, que cada vez está más concienciada de que tenemos que cuidar el planeta. Usamos los colores, olores, y texturas para mimetizarnos con la sabiduría de la naturaleza. Nuestros clientes nos piden mucho también placas solares, o instalaciones de aerotermia, para reducir el consumo de energía”, subraya la decana del CODID-RM.

Hospitality Contract y Retail: grandes amueblamientos y comercio minorista.

“Precisamente nuestros diseños tratan de comunicarnos con el hábitat donde vivimos. Es fundamental que los espacios tengan alma, que comuniquen” explica Rosa. El perfil de profesionales del diseño y la decoración es diverso, aunque hay personas expertas en el mundo del hábitat y hospitality contract.

Y es que, cuando hablamos del sector hospitality contract, nos referimos a hoteleros, arquitectos, interioristas, decoradores y otros prescriptores del canal. “Es la hospitalidad en el mundo de los anfitriones. Se crean espacios para acoger a las personas visitantes y clientes, tal y como hace el sector contract, enfocado al mundo de los negocios”, explica la decana del CODID-RM. “También nos enfocamos al retail, el mundo de las tiendas, el comercio de venta directa, en las que se logra, a través de una estrategia de marketing y diseño, generar emociones en el usuario final”, añade Rosa Sánchez. 

Mundos conectados. Sinergia CODID-RM y FMY.

“Cuando vamos a una feria buscamos novedades, diseño, algo transgresor, que haya evolucionado, que sea novedoso. Vamos a descubrir nuevas ideas, materiales, texturas, diseños. Eso puede aportar el CODID-RM a la feria mueble Yecla”, explica su decana, “añadir ese toque del cuidado del detalle a esos stands, novedades, desde las texturas, colores, desde el diseño de interiores”.

El rol de la persona que se dedica al interiorismo puede potenciar esta mirada. “Contratar un diseñador de interior no es un gasto, es una inversión, porque tenemos una comunión muy fuerte con nuestros clientes, sobre todo cuando hacemos viviendas. El cliente nos confía sus manías, sus necesidades, sus deseos, y somos las personas que materializamos las ilusiones y fantasías de nuestros clientes”, destaca Rosa Sánchez.

“Podemos ayudarnos entre todas las personas del sector, queremos que la Feria del Mueble Yecla logre estar en la cima de las ferias del hábitat a nivel nacional e internacional”, concluye.

En definitiva, esta edición del 60 aniversario, se convertirá durante el certamen en un lugar de encuentro para reconectar, disfrutar, sentir y sumar al ecosistema relacional y empresarial que habitamos.